Proyectos Empresariales, ERP, CRM, WMS, TMS. Consultoría en Gestión. Consultoría en Logística

Packing en almacén

Packing en almacén

Picking y packing en almacén: tipos, ejemplos y diferencias

Lectura de 5min.

¿Sabes qué es el picking y packing? Se trata de dos tareas indispensables en los almacenes logísticos y cumplen un papel esencial en los envíos del comercio electrónico. Sigue leyendo y te contamos mucho más sobre el picking y packing y su importancia en la gestión de pedidos. picking y packing importancia

¿Qué significa picking y packing?

  Picking significa recogida de pedidos, y consiste en la obtención y transporte de productos que van a ser enviados en un mismo pedido. ¿Quieres aprender de la empresa logística de 1 billón de dólares? Logística de Amazon: analizando al gigante Packing significa embalaje, y consiste en la preparación de los productos que se han recolectado en la fase de picking para ser enviados. Es decir, en llevar a cabo las tareas de empaque, embalaje o envase. picking y packing qué significa

Diferencias entre picking y packing

  A pesar de que ambas acciones tienen lugar en los centros logísticos, las diferencias entre picking y packing son importantes de cara a la gestión de logística de almacén.
  • El picking se realiza siempre antes que el packing.
  • El picking implica recorridos y desplazamientos, pero el packing no.
  • Los recorridos del picking implican también una planificación previa, algo que no sucede en el caso del packing.
  • En el caso del packing se utilizan materiales adicionales (empaquetados y embalajes), mientras que en el picking no.
  • En el packing se realiza la verificación del volumen y el peso de los productos del pedido, pero en el picking no.
  • Además, otra de las diferencias entre picking y packing esenciales es que, en el packing, se añade una identificación con un código de barras que permite identificar el pedido como una sola unidad, mientras que en el picking el pedido todavía no es una única unidad.
picking y packing almacén

Tipos de picking y packing en almacén

  Existen diferentes tipos de picking y packing que se aplican según las necesidades y características concretas de los productos y del pedido.

Tipos de picking

  • Manual: Es el picking ejecutado por personas.
  • Automático: Es el picking ejecutado por máquinas de robótica industrial.
  • Mixto: Es el picking que se realiza combinando el trabajo de humanos y máquinas.

Tipos de packing

  • Packing primario: Es el packing que está en contacto directo con el producto.
  • Packing secundario: Es el packing que se encarga de contener varios productos iguales.
  • Packing terciario: Es el packing que está destinado al transporte y conservación de los productos.
Combinando estos tipos de picking y packing, se consigue ofrecer un servicio de calidad y adaptado a las necesidades concretas de cada tipo de producto y pedido. picking y packing tipos

Ejemplos de picking y packing en almacén

  El picking y packing en almacén está presente en muchas tareas. Además, según el tipo de pedido o producto, podemos encontrar diferentes ejemplos de picking y packing. Algunos de los ejemplos de picking y packing más habituales son los siguientes:  

Ejemplos de picking

 
  • Picking discreto: Se denomina así al picking que solo requiere recolectar un único producto y que, normalmente, realiza una única persona.
  • Picking de lotes: Este ejemplo de picking hace referencia a la preparación de un pedido que, aunque consta de varios productos, todos estos productos son del mismo modelo.
  • Picking de onda: Es igual que el picking discreto, pero con la diferencia de que el picking de onda se prepara de antemano.
  • Picking de zona: Este ejemplo de picking es el que se usa cuando las labores de picking se realizan asociadas a un área geográfica determinada.

Ejemplos de packing

 
  • Papel de estraza: Es un material de celulosa que se suele usar para proteger los productos dentro de una caja.
  • Plástico de burbujas: Es un material de plástico que cuenta con burbujas de aire que se utiliza, sobre todo, para proteger mercancía delicada o frágil.
  • Poliespán: También llamado poliestireno expandido, se trata de un material que permite proteger el producto adaptándose a su forma de manera previa, como si fuera un molde.
  • Caja: Es el ejemplo de packing por antonomasia, ya que suele ser el último envoltorio que se incluye en la mayoría de pedidos.
Además de las labores de picking y packing en almacén, existen otras etapas del proceso logístico que tienen lugar antes de la entrega del pedido a los compradores. En este sentido, se puede optar por una entrega directa o por un modelo Click and Collect, tal y como sucede con LastMile +Collect, que permite realizar una entrega cómoda y segura en el momento y el lugar que el cliente escoge.
Packing

Dentro del sector logístico, la relación entre almacén y logística es especialmente importante. Esto se debe a varios motivos pero, en general, las operaciones de almacén van a tener una relación directa con la calidad de los pedidos y el transporte, por lo que determinarán la mayor parte de las fases del proceso logístico en su conjunto. Es lo que se conoce como logística de almacén, y cumple un factor esencial en el proceso de la cadena de suministro.

Qué se entiende por almacén en logística

El almacén es el lugar en donde se conserva la mercancía durante el tiempo que transcurre entre su producción y su envío al cliente. De esta forma, se debe asegurar un flujo continuo y actualizado de mercancías e información que permita garantizar que la cadena de suministro funciona correctamente, y esta labor corresponderá, entre otras muchas, al almacén. 

¿Qué se hace en un almacén de logística?

El almacén es el lugar en donde se conserva la mercancía durante el tiempo que transcurre entre su producción y su envío al cliente. De esta forma, se debe asegurar un flujo continuo y actualizado de mercancías e información que permita garantizar que la cadena de suministro funciona correctamente, y esta labor corresponderá, entre otras muchas, al almacén. 

Todas estas tareas se enmarcan dentro de la logística de almacén, que son las acciones que permiten la gestión del producto dentro del almacén antes de que se distribuya a los consumidores. 

¿Qué función tiene la logística de almacén en la cadena de suministro?

La relación entre almacén y logística es especialmente importante debido a que este se encarga de muchas de las funciones esenciales para que toda la cadena de suministro trabaje correctamente.

Algunas de las funciones de la logística de almacén son las siguientes: 

1. Aprovisionamiento de mercancías

Lo que requiere no solo conocer y gestionar la entrada, sino tener capacidad para recibir y almacenar las nuevas mercancías en condiciones adecuadas para su correcta conservación. 

2. Comprobación de mercancía

Además de recibir la mercancía, los almacenes deben comprobar que los albaranes recibidos responden a lo esperado. 

3. Catalogación e inventariado

Una vez que los almacenes comprueban y certifican que las mercancías recibidas son las correctas, se debe proceder a su catalogación y posterior inventariado para saber dónde se encuentra cada producto y tener acceso rápido y directo al mismo. 

4. Almacenaje y conservación

Durante el tiempo que las mercancías permanecen paradas en el almacén, este debe ofrecer las características necesarias para su correcto almacenaje y conservación, así como las condiciones de seguridad óptimas para que esto se lleve a cabo. 

5. Preparación de pedidos

Desde el almacén es desde donde se envían los productos, pero antes de su envío estos deben ser preparados adecuadamente a las necesidades y demandas de cada cliente. Esta labor de preparación de los pedidos es también una función del almacén. Este es uno de los puntos más importantes en lo que respecta a la relación entre almacén y logística, puesto que constituye el punto inicial de distribución del producto a partir del momento en el que se produce la venta. 

6. Salida y envío de pedidos

Finalmente, otra de las funciones esenciales de la logística de almacén es el envío de los pedidos ya preparados, que se ponen en ruta desde el almacén en dirección al cliente.

6 claves para el éxito del gerente en la compleja logística moderna
Descargar Ebook

Logística de almacén: ¿cómo optimizar su funcionamiento?

La relación entre almacén y logística es esencial para el buen desarrollo de la actividad. Por ello, algunas medidas que conviene implementar para mejorar el funcionamiento de la logística de almacén en su conjunto son la siguientes: 

  • Elegir una estrategia logística adecuada a las dimensiones del almacén, no será lo mismo contar con un CEDI de grandes dimensiones que con un pequeño almacén de un negocio familiar. 
  • Mejorar el entorno de trabajo buscando la máxima optimización en los traslados y desplazamientos dentro del almacén. 
  • Invertir en equipamiento de calidad. 
  • Establecer protocolos bien definidos para cada actividad ordinaria y ante una hipotética situación excepcional. 
  • Establecer una zona de stock para productos de alta rotación y otra para los productos con una rotación más baja. 
  • Especializar a los trabajadores en diversos tipos de picking para agilizar el proceso de preparación de pedidos. 
  • Minimizar el tiempo que los productos deben permanecer en el almacén y agilizar la logística de distribución siempre que sea posible. 
  • Repensar y aplicar reingeniería a los procesos internos de almacén y logística para conseguir optimizar al máximo todas las actividades. 
  • Realizar controles de calidad para evitar errores. 

El almacén y la logística son dos elementos que deben funcionar de manera conjunta y coordinada. De esta forma, se garantiza la máxima optimización de la logística de almacén y se consigue agilizar todo el proceso logístico en su conjunto. Lo que repercute en una importante reducción de gastos al mismo tiempo que se garantiza un servicio de calidad a los clientes.

Quizá el primer aspecto a determinar dentro de su naturaleza sea su función principal.

Esta función podrá ser una o varias de las siguientes:

  • Alojar materias primas.
  • Materiales de repuesto.
  • Productos:
    • Intermedios de producción (working in process).
    • Terminados (para venta o distribución final).
    • En tránsito (almacenes reguladores), etc.

Actividades principales de un almacén

El segundo factor a estudiar una vez conocida la función del almacén será definir sus actividades u operaciones principales.

Si bien es cierto que durante su estancia en el almacén no se aporta valor material alguno a las mercancías o productos que se ubican en el mismo, si existen operaciones que reducen los costes que el paso de estos ítems supone para aumentar el beneficio final por su venta o comercialización.

 

Todas estas actividades u operaciones estarán clasificadas, sea cual sea la función principal del almacén, en cuatro procesos operativos básicos:

  • Proceso de recepción de mercancía,
  • De ubicación,
  • Preparación o picking, y
  • Proceso de expedición.

Conozcamos a continuación las actividades u operaciones que se realizan en cada uno de estos procesos operativos:

Proceso Operativo de Recepción de Mercancía

Con este proceso se inicia la fase final del acuerdo establecido con un proveedor al emitir un pedido de compra focalizándose, por tanto, en los procedimientos de entrada de la mercancía adquirida en el almacén.

Las actividades principales en este proceso serán las siguientes:

  • Descargar la mercancía del vehículo/transporte contratado por el proveedor/vendedor e, introducirla o transportarla al área de recepción de mercancía del almacén.
  • Verificar e inspeccionar la mercancía o productos recibidos en cantidad, calidad e, y esto es muy importante, información que acompaña a la mercancía recepcionada (albarán de entrega, nota de entrega, etc.,)
  • Identificar y codificar la mercancía recibida para su control y gestión a nivel interno (gestión física en el almacén y gestión de inventario).
  • Dar “de alta” la mercancía recibida en el stock del almacén (normalmente en el SGA o WMS que se utilice para su gestión).

Proceso Operativo de Ubicación de Mercancía

Este proceso operativo fundamental para un almacén estará centrado en el recorrido(s) que realizará la mercancía o los productos adquiridos desde la zona de recepción e inspección del almacén, hasta la zona de almacenaje y reposo final que se les haya asignado y, por supuesto, en la operación pura de colocación final.

Las actividades principales de este proceso serán:

  • Recoger la mercancía en la zona de recepción.
  • Recibir las instrucciones de ubicación final (pasillo, estantería y nivel o altura del hueco).
  • Transportar la mercancía a la ubicación ordenada.
  • Alojar en dicha ubicación final.
  • Confirmar al SGA o WMS, y siempre y cuando sea necesario, que la colocación se ha realizado correctamente (de esta manera el software de gestión de almacén tiene perfectamente controlado tanto la disponibilidad física del almacén (espacios), como su control de stock (cantidad por referencia).

Proceso Operativo de Preparación de Mercancía

Este proceso fundamental está relacionado con los procedimientos de salida de la mercancía de un almacén (junto con el proceso de expedición).

En este proceso se realizan las actividades propias de extracción y transporte a la zona de expedición.

Sus operaciones básicas serán:

  • Preparar la orden de picking o extracción (emitida generalmente por el SGA del almacén).
  • Recorrer el almacén hasta los puntos de extracción (la longitud y duración de estos recorridos dependerá de la cantidad de líneas de pedido o variedad de surtido de los mismos, de la zonificación del almacén, del nivel de exactitud de la situación de los productos a extraer, etc.,).
  • Extraer la mercancía de su ubicación.
  • Transportar la misma hasta la zona de expedición.

Proceso Operativo de Expedición de la Mercancía

Es el proceso final con el cual se procede a la salida efectiva de la mercancía fuera del almacén.

Está compuesto por el conjunto de tareas y manipulaciones destinadas a controlar la mercancía extraída que va a salir del almacén en forma de pedidos, y a posicionarla en el medio de transporte que va a realizar el trayecto entre las instalaciones de la organización y las del cliente.

Sus operaciones típicas serán:

  • Consolidar las unidades de cada pedido de cara a un uso eficiente de ocupación del vehículo de transporte que realice el trayecto hasta el cliente. La consolidación podrá hacerse por cliente o por recorrido de ruta del vehículo.
  • Acondicionar convenientemente (embalaje y codificación exigidos por el cliente) cada pedido.
  • Controlar que cada pedido se realice de forma completa (con surtido completo), verificando que el picking se ha realizado de forma correcta.
  • Emitir la documentación que acompañará a la mercancía a lo largo de su transporte (por ejemplo, carta de porte CMR para transporte internacional), aquella documentación propia del pedido (albarán de salida, nota de entrega, packing-list, etc.,)

Para finalizar, simplemente indicar que se ha podido omitir alguna operación intermedia dentro de estos cuatro procesos, o aglutinar varias de ellas en una sola, pero lo esencial es conocer que con el control de las operaciones fundamentales de estos cuatro procesos operativos del almacén se puede empezar a mejorar su gestión.

 

Share:

More Posts

Mándenos su mensaje

es_ESESP