Proyectos Empresariales, ERP, CRM, WMS, TMS. Consultoría en Gestión. Consultoría en Logística

Gestión de ubicaciones en almacén

Transformación Digital, Consultoría en Gestión y Operaciones Logísticas, Dirección de Proyectos Empresariales y Desarrollo de Software en Uruguay
El objetivo de la gestión de ubicaciones en el almacén consiste, explicado de una forma muy simple, en colocar el producto adecuado en el lugar correcto para que pueda ser recogido eficientemente en el momento oportuno. Los criterios de ubicación de existencias en el almacén determinan la forma correcta de organizar los productos en cada localización, usándose para ello métodos que buscan la practicidad y la eficacia, como el A,B,C y el Pareto 80/20.

¿Quiere que los aspectos logísticos de su almacén sean eficientes y de calidad? ¡Descargue la Guía para el diseño de almacenes y descubra cómo lograrlo!

ubicación de mercancías en almacén con carretilla

Criterios de la ubicación de las mercancías

A la hora elegir la disposición de los productos o mercancías en sus lugares correspondientes, se deben tener muy en cuenta una serie de criterios o factores que condicionan el funcionamiento, eficacia y rentabilidad del almacén:
  • Máxima utilización del espacio disponible. La organización de la ubicación de los productos en el almacén deberá garantizar el mejor aprovechamiento posible del espacio físico del almacenamiento, buscando siempre optimizar el ratio m3/m2.
  • Reducción de los costes de manipulación. Los productos han de ubicarse de tal forma que permitan reducir al máximo las manipulaciones de estos.
  • Minimizar el recorrido del personal operario. El acceso a los distintos productos se tiene que poder realizar con los mínimos desplazamientos posibles por parte de los operarios.
  • Tener en cuenta el principio de compatibilidad/complementariedad. Algunos productos pueden ser incompatibles, por lo que no se deben colocar juntos. Y al contrario, existen referencias que suelen coincidir con los mismos pedidos porque se complementan. Por ejemplo, el almacenamiento de productos perecederos requiere de unas condiciones muy distintas a las necesarias para productos químicos, que además están reguladas por la norma APQ. Para acertar en estos aspectos hay que realizar, previamente a la ubicación de la mercancía en el almacén, un Análisis de Referencia A,B,C, basado en la Ley de Pareto 80/20 (principio por el cual el 20% de las actividad genera un 80% de los resultados).
  • Priorizar la seguridad. Además del correcto uso de los EPIs y las cuestiones recogidos en la LPRL (Ley de Prevención de Riesgos Laborales), el propio sistema de ubicación de los productos en los almacenes debe realizarse con criterios de seguridad, tanto para las personas, como para la mercancía y la maquinaria utilizada.

6 consejos para ubicar la mercancía en los almacenes

  1. Organizar adecuadamente el espacio del almacén y crear rutas logísticas. Se trata, en definitiva, de optimizar el espacio y establecer zonas delimitadas para las distintas actividades o tareas: áreas de llegadas y salidas, carga y descarga, picking, almacenamiento, devoluciones y logística inversa.
  2. Reducir desplazamientos innecesarios, usando para ello la maquinaria adecuada: carretillas elevadoras, transpaletas, apiladoras, retráctiles, maquinaria de packaging, etc.
  3. Establecer una zona específica para pedidos de alta rotación. Se recomienda crear áreas especiales para los productos que tienen mucha movilidad, con constantes entradas y salidas.
  4. Aplicar técnicas de cross-docking. De esta forma, el producto permanece el mínimo tiempo posible en las instalaciones. En ocasiones, se puede establecer un sistema para que determinados productos que llegan al almacén sean movidos directamente hasta el transporte de carga, sin pasar por stock. En definitiva, se trata de lograr un flujo rápido de la mercancía para evitar que se acumule en el almacén.
  5. Gestionar las roturas de stock de manera automática. Quedarse sin stock de algún producto genera muchas pérdidas y provoca una imagen muy mala ante clientes y proveedores. Para evitarlo, es fundamental gestionar adecuadamente el inventario con un software específico que incluya la previsión de demandas.
  6. Realizar controles de calidad. Un almacén que pretenda funcionar bien debe apostar por la mejora continua, el lean management y los sistemas y procesos que eliminen o reduzcan al máximo los errores.
gestión de la ubicación de mercancías en almacén

Toyota Material Handling garantiza el flujo continuo y uniforme de almacén

En Toyota Material Handling, todas las carretillas y el resto de maquinaria de almacén y tecnología logística son fabricadas e implementadas siguiendo escrupulosamente el proceso Toyota Production System, que también se enfoca en lograr la máxima calidad y la mejora continua. De esta forma, garantizamos un flujo continuo y uniforme “just in time” en nuestro trabajo, lo que permite potenciar la satisfacción del cliente y lograr la máxima eficiencia de nuestras operaciones. ¿Tiene dudas? Contacte con nosotros y le asesoraremos en lo que necesite.
Gestión de ubicaciones en almacén

Share:

More Posts

Mándenos su mensaje

es_ESESP